Las convocatorias y comunicados de este blog se publican en español, inglés y francés.

Details about the vigils and the supporting documents follow in spanish, english and french.

Les convocations et les communiqués de ce blog sont aussi publiés en espagnol, anglais et français.

25/2/12

CONVOCATORIA 26 FEBRERO 2012: CONMEMORACIÓN DEL DÍA MUNDIAL DE LA JUSTICIA SOCIAL


English  

El 26 de FEBRERO de 2012, último domingo de mes,
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra las guerras de Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio.

En conmemoración del Día Mundial de la Justicia Social

Mujeres de Negro contra las guerras

Queremos poner en evidencia cómo los gobiernos y los estados caminan en dirección contraria a la Justicia Social. Y queremos hacerlo desde la parcela, poco cuestionada entre tanto debate sobre la crisis, del sostenimiento de los gastos militares.

Apelamos simplemente a la ética y a la dignidad para que abandonemos una “Defensa” que no nos defiende y emprendamos el camino de la verdadera Justicia Social para protegernos de la pobreza y la exclusión social; camino que nos traerá más seguridad.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid
..................................................................................


En conmemoración del 20 de febrero
Día Mundial de la Justicia Social

El 20 de Febrero se conmemora el Día Mundial de la Justicia Social, desde que en 2007 fuese proclamado por Naciones Unidas con la intención de erradicar la pobreza y promover el pleno empleo y el trabajo decente. La Justicia Social debe crear las condiciones para que se produzca la igualdad entre sexos y el acceso al bienestar y la justicia social para todos. Es decir, dignidad, estabilidad y oportunidades para todo el mundo sin distinción de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad.

La Justicia Social amparada por la ONU tiene un marcado enfoque económico y se orienta a compensar las desigualdades a través de la distribución de la renta, el empleo, la protección social y los derechos laborales y sindicales.
Esta declaración no parte de la nada, sino de la reivindicación perseverante de miles de organizaciones civiles de todo el mundo que trabajan por la erradicación de la pobreza y el fin de la exclusión. Las organizaciones civiles y de base apuestan por un bienestar social sostenible y equitativo, contrario a la acumulación de riqueza y al margen de la sociedad de consumo que provoca esta exclusión. Las propias personas afectadas, en muchos casos criminalizadas o invisibilizadas, denuncian que los derechos y las ayudas establecidos no son suficientes para la propia autonomía sino que persiguen meramente el control social.

Mujeres de Negro contra la guerra queremos poner en evidencia cómo los gobiernos y los estados caminan en dirección contraria a la Justicia Social. Y queremos hacerlo desde la parcela, poco cuestionada entre tanto debate sobre la crisis, del sostenimiento de los gastos militares.

En primer lugar, los mayores recortes se van a llevar a cabo en las áreas de Sanidad, Educación y Dependencia, por lo que sólo lograrán ampliar el ámbito de la exclusión social en nuestro país. Estas medidas que abarcan múltiples campos (viudedad, enfermedades crónicas y de larga duración, operaciones quirúrgicas, medicación, escolarización, becas de estudios, transportes, salubridad, políticas de igualdad, ayudas a dependientes, salario mínimo, y un largo etcétera) afectarán a los sectores de la población más vulnerables: personas ancianas e inmigrantes, infancia y mujeres, parad@s (o sin trabajo remunerado).
No es precisamente una propuesta económica que nos pueda llenar de orgullo.

Pero quizá sí podemos enorgullecernos de ser la sexta potencia mundial en exportaciones de armas, sobretodo a países que vulneran los Derechos Humanos.
Podemos presumir de una deuda, en concepto de “Defensa”, de 26.000 millones de euros.
Podemos argumentar que el recorte en el Ministerio de Defensa es de 340 millones de euros, pero siempre que no se oculten las partidas de gasto militar en otros Ministerios.

Desde nuestra visión feminista y antimilitarista no pretendemos hacer creer que la supresión de estos gastos vaya a evitar una crisis nacida –conscientemente- de las raíces del propio sistema que alimenta las desigualdades sociales, aunque sin duda ayudaría a paliar sus efectos en otros ámbitos más necesarios.

Apelamos simplemente a la ética y a la dignidad para que abandonemos una “Defensa” que no nos defiende y emprendamos el camino de la verdadera Justicia Social para protegernos de la pobreza y la exclusión social; camino que nos traerá más seguridad.

No hay comentarios: