Las convocatorias y comunicados de este blog se publican en español, inglés y francés.

Details about the vigils and the supporting documents follow in spanish, english and french.

Les convocations et les communiqués de ce blog sont aussi publiés en espagnol, anglais et français.

23/10/14

CONVOCATORIA 26 OCTUBRE 2014: Denunciamos la injusticia y reclamamos la verdad de la guerra en IRAQ

English                             Français

El 26 de octubre de 2014, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra - Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio.

Mujeres de Negro contra la guerra de Madrid

Denunciamos la injusticia y reclamamos la verdad de la guerra en IRAQ


“… como mujer no tengo patria. Como mujer, mi patria es el mundo entero”
Virginia Woolf


Denunciamos el comercio de armamento de los Estados occidentales y el negocio de las grandes compañías petrolíferas en zona.

Pedimos el inicio de las negociaciones de paz con los gobiernos regionales.

Pedimos, junto con la sociedad civil iraquí, medidas urgentes de ayuda y protección a la población civil, a las organizaciones de paz y de ayuda humanitaria.

Pedimos la especial protección a las mujeres y a la infancia, que pierden de forma alarmante todos sus derechos.




Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas



C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

..................................................................................




Denunciamos la injusticia y reclamamos la verdad de la guerra en IRAQ

De nuevo nos meten en una guerra de la que no queremos formar parte, ahora con la excusa del terrorismo islámico. Estamos cansadas de guerras promovidas en nombre de la democracia.

El oscuro origen de ISIS tiene mucho que ver con los intentos de desestabilizar Oriente Medio y con la participación de las potencias occidentales. Hay varias versiones críticas sobre lo que se juega en la región, y quizá todas tengan un punto de razón: el control del petróleo y el gas; asegurar el poder militar occidental en la zona con la eliminación de los ejércitos árabes (en beneficio de grupos sectarios); la división de Iraq en tres Estados; contener las protestas de la sociedad civil que reclama derechos y libertades; y resolver la crisis económica occidental con el comercio de armamento.

ISIS es un ejército de mercenarios que poco tiene que ver con la defensa del Islam; surge en Iraq y se traslada a Siria cambiando de nombre varias veces, pero sólo al entrar de nuevo en Iraq se produce la intervención militar americana; y de paso, la nuestra. Las 200.000 muertes en Siria y el millón y medio de desplazados no ha generado una mediación internacional. El estrepitoso fracaso de las anteriores invasiones de Iraq, donde es imposible calcular el número de víctimas, no impide una nueva intervención militar.

ISIS se ha enriquecido con el petróleo de Iraq. Pero, ¿quién compra el petróleo de ISIS y quién permite que salga de la región? Si la comunidad internacional quisiera impedir estas ventas, lo haría; sus argumentos en contra del terrorismo islámico pierden valor cuando se investigan los intereses de las grandes compañías petrolíferas.

España no se queda al margen. Sin la autorización del Congreso, enviaremos entre 300 y 1.200 militares durante varios meses para entrenar a militares iraquíes. Estaremos en la coordinación de las operaciones militares, y permitimos a EEUU el uso nuestro espacio aéreo y marítimo, aparte del uso de sus bases de Morón y Rota. Además entramos en el negocio de las armas a través de un acuerdo con Arabia Saudí.

Aunque parezca demasiado tarde para emprender otras acciones que no sean las militares, hay algo que sí podemos hacer: no quedarnos calladas; denunciar la injusticia y reclamar la verdad.

Pedimos, junto con las Mujeres de Negro de Londres, que se desista de la intervención ilegal en Oriente Medio; la prohibición de los tratados de compra-venta de armamento, y el impulso de una negociación de paz con los gobiernos regionales.

Pedimos, junto con la sociedad civil iraquí, medidas urgentes de ayuda y protección a la población civil, a las organizaciones de paz y de ayuda humanitaria.

Pedimos la especial protección a las mujeres y a la infancia, que pierden de forma alarmante todos sus derechos. Un ejemplo es el escaso seguimiento internacional del asesinato y tortura de la abogada y activista iraquí Samira Saleh al Naimi.


No hay comentarios: