Las convocatorias y comunicados de este blog se publican en español, inglés y francés.

Details about the vigils and the supporting documents follow in spanish, english and french.

Les convocations et les communiqués de ce blog sont aussi publiés en espagnol, anglais et français.

26/4/20

CONVOCATORIA 26 abril 2020: En confinamiento, desafío a nuestro modelo social


English

El 26 de abril de 2020, último domingo de mes,
en vez de concentrarnos en la Plaza Mayor,
Mujeres de Negro contra la guerra - Madrid
Invitamos
a reflexionar desde casa:

En confinamiento, desafío a nuestro modelo social


Mujeres de Negro contra la guerra de Madrid pedimos:

♀ Trabajar por un medio ambiente sano, cuidar lo cercano, consumir de forma local, cuidar del agua y de la tierra. Potenciar el acceso y disfrute de una vida y alimentación más saludables.

♀ Superar la desigualdad acercándonos a una igualdad con justicia social a través de salarios dignos para todas las personas con inclusión de todas aquellas que actualmente no pueden trabajar como consecuencia de un sistema que les deja fuera.

♀ Una reconversión industrial de la industria militar y encaminar nuestro futuro hacia un desarme total, es necesario emplear ese dinero en atención social.

♀ Más inversión en salud y bienestar, y dedicar nuestros impuestos a lo que realmente es nuestra defensa, una sanidad pública y universal.

♀ Como mujeres y feministas queremos participar de las decisiones que se están tomando hoy, que son decisiones para el futuro.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid
..................................................................................


En confinamiento, desafío a nuestro modelo social

En estos momentos de confinamiento, cuando la pandemia está matando a tantas personas y haciendo sufrir a muchas otras, hacemos una reflexión más allá de nuestras propias necesidades sobre la salud del planeta y la de toda la humanidad.

Ante el dolor por tantas pérdidas humanas a causa de la mercantilización de los cuidados y de la atención a nuestras personas mayores, vemos que es urgente un cambio en nuestro modelo social, un cambio hacia políticas que pongan la vida en el centro de sus intereses.

Muchas personas en nuestro país ahora no pueden - y en un futuro cercano tampoco podrán- hacer frente al día a día, debido a sus empleos precarios, a la falta de techo, al aumento del paro, a la imposibilidad de acceso a los recursos de un sistema abusivo y excluyente.

Por otro lado, millones de personas viven en la miseria, o están bajo guerras o huyen de ellas. Varios millones se desplazan de un país a otro por múltiples causas que les impiden llevar una vida digna en sus orígenes. A estas causas se une ahora la pandemia. Pero antes de ella el planeta y la propia Humanidad ya estaban afectados de graves dolencias.

Surge una propuesta de no dar la espalda a la naturaleza, de volver a la naturaleza. Tenerla en cuenta significa tomar medidas que puedan ayudar al bienestar de la tierra, del agua, de los seres que la habitan, de la humanidad presente y futura. Significa revisar nuestro modelo de consumo y de alimentación, entre otras cuestiones.

¿Cómo se puede compaginar protección a la naturaleza con una población mundial de casi 8.000 millones de personas? Más de 700 millones de personas carecen de casi todo. Entre 40 millones y 60 millones de personas más podrían caer en la pobreza extrema en 2020 a causa del COVID-19.

¿Cómo podemos evitar la desigualdad? ¿Cómo alcanzar la igualdad con justicia social?

Nuestro modelo social y planetario estaba en peligro antes, pero ahora mucho más. Hemos contribuido a la desaparición y empobrecimiento de ecosistemas y hemos influido en la pérdida de biodiversidad. Hemos puesto a la naturaleza al límite, y está al límite la Humanidad que en estos momentos vive una crisis sanitaria y planetaria.

Cualquier situación futura que no incluya un cambio en el modelo social con reducciones en nuestro consumo supondrá un riesgo para la supervivencia del ser humano y gran parte de la vida en la Tierra.

Como antimilitaristas entendemos que los ejércitos son la fuente de contaminación más grande de cualquier país y del mundo. La fuente de contaminación más costosa, por otro lado. Solo con el presupuesto que nuestro país asigna anualmente a gasto militar y control social, a través de políticas de defensa para el mantenimiento del ejército y fuerzas policiales, su desplazamiento y las subvenciones asignadas a su investigación, producción y compra de armamento, en lo que se invierte más de 33.000 millones de euros anuales, se podría haber salido de la actual situación con menos costes humanos y sociales.

La industria de la guerra está en guerra con la ecosfera, que es nuestro planeta.

La inversión en la defensa medioambiental también ayudará a prevenir pandemias.

Mujeres de Negro, pedimos:

Trabajar por un medio ambiente sano, cuidar lo cercano, consumir de forma local, cuidar del agua y de la tierra. Potenciar el acceso y disfrute de una vida y alimentación más saludables.

Superar la desigualdad acercándonos a una igualdad con justicia social a través de salarios dignos para todas las personas con inclusión de todas aquellas que actualmente no pueden trabajar como consecuencia de un sistema que les deja fuera.

Una reconversión industrial de la industria militar y encaminar nuestro futuro hacia un desarme total, es necesario emplear ese dinero en atención social.

Más inversión en salud y bienestar, y dedicar nuestros impuestos a lo que realmente es nuestra defensa, una sanidad pública y universal.

Como mujeres y feministas queremos participar de las decisiones que se están tomando hoy, que son decisiones para el futuro.

Cuando se declara la guerra a un país, le declaramos la guerra también a la Tierra, a los animales, a las plantas, al agua, al viento, y a las personas.


Mujeres de Negro:
Invitamos a realizar la Objeción Fiscal a los Gastos Militares, aprovechando que estamos en plena campaña de la Declaración de la Renta, para dedicar nuestro dinero a lo que realmente es nuestra defensa, una sanidad pública y universal.



STATEMENT 26 April 2020: In Lockdown, Challenge to Our Social Model


In Lockdown, Challenge to Our Social Model

In these times of confinement, when the pandemic is killing so many people and causing many others to suffer, we reflect beyond our own needs to the health of the planet and all humanity.

Facing the sorrow for so many human losses because of the commercialization of care facilities and attention to our elders, we see that a change in our social model is urgent, a change towards policies that put life at the center of its concerns.

Many people in our country cannot now – and in the near future will not be able – to cope from day to day because of their precarious employment, lack of housing, increase in unemployment and the impossibility of access to resources of an abusive and exclusionary system.

Furthermore, millions of people live in abject poverty or under conditions of war or fleeing from war. Several million move from one country to another for multiple reasons that preclude their living a life with dignity in their homeland. Now add the pandemic. But even before the pandemic, the planet and humanity itself were already being affected by grave assaults.

There emerges a proposal to not turn one’s back on nature, but to return to nature. To take nature into account means to take measures that can restore the well-being of the land, the water and the beings that inhabit it, humanity both present and future. Among other matters, it means to review our model of consumption and provision of food.

How can one combine protection of nature with a global population of almost eight thousand million people? More than 700 million people lack almost everything. More than between 40 million and 60 million additional people could fall into extreme poverty in 2020 because of COVID-19.

How can we avoid inequality? How to achieve equality with social justice?

Our social and planetary model was in danger before, but now even more so. We have contributed to the disappearance and impoverishment of ecosystems and have influenced the loss of biodiversity. We have pushed nature to its limit, as well as humanity which at this time is experiencing a global public health crisis.

Any future situation that does not include a change in the social model with reductions in our consumption will pose a risk for the survival of human beings and a large part of life on Earth.

As antimilitarists, we understand that armies are the greatest source of contamination in any country of the world. And it is the most costly source as well. It would have been possible to emerge from the present situation with fewer human and social costs just with the budget that our country assigns annually to military expenditures and social control through defense policies to maintain the army and police forces, their transfers, and subsidies allocated to research, production and purchase of weapons, in which more than 33 billion Euros are invested annually.

The war industry is at war with the eco-sphere, which is our planet.

Investment in environmental defense will also help to preclude pandemics.


Women in Black, request:

To work for a healthy environment, care for what is nearby, consume locally, care for the water and the soil. To promote access to and enjoyment of a more healthy life and food sources.

To overcome inequality, coming closer to equality with social justice through decent salaries for all people including all those who cannot work at present because of a system that excludes them.

A restructuring of the military industry, channeling our future towards total disarmament, using that money for social purposes.

More investment in health and well-being and dedicating our taxes to what is our real defense, universal public health.

As women and feminists, we wish to participate in the decisions that are being made today, which are decisions for the future.


When war is declared against one country, we are also declaring war against the Earth, the animals, the plants, the water, the air and the people.

Women in Black:

Invite you to carry out the Fiscal Objection to Military Expenditures, taking advantage of the fact that we are now in the midst of the campaign to dedicate our income tax monies to what is our real defense, universal public health.


Translation: Trisha Novak, USA – Yolanda Rouiller, WiB Spain


11/4/20

Artículo en Planeta Desarmado: Reflexiones sobre la limpieza en época de coronavirus



Mujeres de Negro contra la guerra queremos destacar una publicación de El Salto en su blog Planeta Desarmado:

Reflexiones sobre la limpieza en época de coronavirus

Os animamos a pinchar en el enlace anterior, que da acceso al texto completo.
Porque queremos compartir este tipo de reflexiones para poner la vida en el centro.